TURISMO, DEPORTES Y DISTRACCIONES
 
Turismo (2006-2007)

 

Agrandar

 

La actividad turística se incrementa en el litoral del continente, se observa en seguida que los volúmenes resultan más importantes que en las islas. Para varias islas del Caribe, el turismo es la primera actividad económica. Tal es el caso de Bahamas, primer polo turístico del archipiélago: representa el 40% de un PIB que ha incrementado de más de 5% por año desde finales de los años 1990. El turismo está omnipresente en Bahamas: se deben comparar estos volúmenes con el de la población: 250 000 habitantes.

12 millones de turistas y 19,2 de cruceritos frecuentan las islas del archipiélago de las Antillas mayores y menores cada año. La mayor parte de la clientela viene de los Estados Unidos, y una menor parte de Europa. Los cuatro primeros destinos del Caribe se sitúan en el norte: las islas Bahamas que reciben cerca de 4,5 millones de turistas y cruceritos, la República Dominicana alrededor de 4,2 millones, Jamaica y Puerto Rico alrededor de 2,8 millones. Luego hay las islas Vírgenes americanas, Cuba, Cancún, las islas Caimán y San Martín pero con un nivel más bajo de frecuentación (alrededor de 2 millones). La dimensión importante que ocupa el turismo en las economías también crea fragilidades económicas y sociales. En San Cristóbal y Nieves que viven del turismo, el cierre de una importante empresa en el 2000 dejó el país sin la mitad de sus impuestos hoteleros.

El turismo que se practica es masivamente de tipo balneario, pero un turismo de crucero que existe desde hace tiempo, conoce, como en el resto del mundo, un nuevo periodo de vitalidad. La cuenca caribeña se muestra bien adaptada para este turismo, con escalas posibles cada día en una isla diferente.

Autor(a) : Pascal Buleon
Traducción :  : Alfred Regy

Arriba